Nací a la vida el día 5 de Marzo de 1.991

Quiero agradecerle al pueblo de Ronda todos los desvelos y atenciones que han tenido conmigo.
Me daría por satisfecho con que todos comprendiérais que la muerte no existe, eso lo puedo asegurar, es simplemente un tránsito hacia LA LUZ y nuestro verdadero SER.
Lo más importante es SERVIR DARSE a los demás, porque morir, es no hacer nada de esto.
No lloréis por mí, llorar por aquellas incomprensiones que aún os alejan de los demás, vuestros verdaderos hermanos.

Esté donde esté, estaré en cada uno de vosotros, un saludo y adelante...

Cayetano Arroyo Flores.

****************************

 

Sí, este viento de otoño que mueve mis palabras se irá. También se irán estos árboles, y estas piedras cambiarán. Y las estrellas de los cielos habrán andado un poco.

Pero mi corazón no pasará. Ni pasará mi amor por mis hermanos los hombres, hasta que cada uno de ellos esté en mí, como yo estoy en ellos.

                

   Algún día de entre los muchos días que vienen sin parar, ya no estaré con este cuerpo junto a vosotros.
   Algún día me habré ido de vuestros ojos y sólo podréis verme en el recuerdo de una imagen o en el pasado de vuestras memorias; pero ya no podréis apretar mi mano ni hablar hacia fuera conmigo. Ya no sentiréis el timbre de mi voz, ni veréis la sonrisa que nacía en la cara del cuerpo que ahora habito.
   Algún día... Sí, algún día, casi en silencio, me iré hacia el mundo del sueño y la esperanza, por la puerta invisible de la cabeza.
   Y qué alegría sentiré cuando vosotros sintáis alegría. Cuánta será mi plenitud cuando vosotros seáis plenitud. Cuánto será mi Amor, si Amor es el vuestro con todos los seres y todas las cosas.
   Y desde lo invisible a vuestros ojos os visitaré por dentro. Y hablaré en vuestros pensamientos y vuestras acciones.
   Y allí... Allí, al final del túnel oscuro que hay que pasar de una vida a la otra, os estaré esperando sonriente para compartir vuestra alegría con mi alegría al final del camino.